• lun. Sep 28th, 2020

Grupo Radiofónico y Medios

Noticias de Actualidad de México y el Mundo, GR Medios, Estrellas de la ANDA Radio APYT, Énfasis Comunicaciones

COMPLICACIONES REALES EN PACIENTES POST OPERADOS DE PRÓTESIS DE RODILLA

porGRMEDIOS

Oct 10, 2018

COMPLICACIONES REALES EN PACIENTES POST OPERADOS DE PRÓTESIS DE RODILLA

  • “Dichas complicaciones se debe actuar también mediante protocolos establecidos siguiendo las guías clínicas, como precepto de una buena práxis”.

Dr. Díaz Campuzano

 

Este artículo va dedicado, en especial, a ustedes queridos pacientes que hacen de mi labor la más hermosa de las profesiones…

 

Es común que los pacientes me pregunten “¿qué complicaciones se pueden presentar al operarme de prótesis de rodilla?”; estas complicaciones (y quiero tirar un gran mito que existe en la sociedad) son de escasa presentación, siempre y cuando el paciente se apegue a las indicaciones del tratamiento médico.

Cuando un doctor indica que debes tomar un medicamento, y te has operado, por lo regular se encuentra protocolizado, ¿qué quiere decir esto? Que dicho medicamento, ya sea en guías clínicas, artículos científicos, y en la experiencia clínica, se ha comprobado que funciona y, por lo regular, todos (en concenso mediante dichos sistemas de clasificación de información, o mediante congresos médicos e incluso publicaciones inapelables), han demostrado evitar, disminuir o controlar las complicaciones dentro de una prótesis de rodilla y, en general, en todas las cirugías per sé.

En esta ocasión hablaremos en específico de las prótesis de rodilla, ya que este tema me atañe, soy experto, e individualizaremos la información para no perdernos en el big data, hoy tan de moda. Las complicaciones más importantes y que se presentan con mayor frecuencia en Clínica de Rodillas del Dr. Díaz Campuzano son:

1) Retraso del cierre de herida quirúrgica

2) Cada del paciente

3) Infección superficial de la herida del paciente

Mientras que las reportadas en la bibliografía, y que suceden más comúnmente ante esta cirugía son:

  • Infección
  • Tromboembolia
  • Dolor residual

“Una de las complicaciones más impresionantes son la tromboembolia y la infección, una representa la probabilidad de complicación y pérdida de la extremidad, y la otra, pérdida de la prótesis”.

 

Ningún cirujano (que realmente opere con la frecuencia promedio) puede presumir que jamás le ha sucedido alguna de las últimas 3 complicaciones, de hecho amigo lector, si es que su cirujano así lo pregona comience a dudar de su credibilidad, y haga remembranza de la capacidad que realmente tenga, en la toma de decisiones, para subsanar estas complicaciones que son verdaderamente “latosas”, y muchas de ellas incapacitantes. Dichas complicaciones se debe actuar también mediante protocolos establecidos siguiendo las guías clínicas como precepto de una buena práxis, en ningún momento dentro del mapa conceptual ni el mecanismo de toma de decisiones incluye la automedicamento o el implemento de la secuencia lógica del paciente, hágase ver, ya que de ello vienen malas decisiones y motivos para que los abusivos o charlatanes hagan entrada dolosa del momento de desesperación o adolescencia de conceptos para el buen ejercicio. Cabe mencionar que de ellas, solamente la tromboembolia puede ser considerada como urgencia médica pudiendo ser clasificada como emergencia también (hay una diferencia de conceptos importantes, entre una y otra, en términos de pérdida de la vida y/o función); el resto, incluso aquellas que no incluyan síndrome compartimental y/o daño neurológico, NO SON CONSIDERADAS URGENCIAS NI EMERGENCIAS, pueden ser tratadas ante la decisión del cirujano en turno que es aquel que puede sólo estabilizar al paciente mientras el cirujano a cargo se presenta ante el paciente, ya que no pone en riesgo ni la vida ni la función.

“El antibiótico que ha demostrado ser adecuado para las infecciones es la cefalosporina”.

 

Una de las complicaciones más impresionantes son la tromboembolia y la infección, dos de las más temidas por todos los cirujanos de rodilla (una representa la probabilidad de complicación y pérdida de la extremidad, y la otra, pérdida de la prótesis lo que significa que debe operar al paciente un par de ocasiones más). La primera disminuye mucho su incidencia con anticoagulantes, las guías clínicas ya protocolizadas indican que debemos colocar entre 15 y 18 inyecciones de anticoagulante subcutáneo, para después evolucionar a vía oral de 10 a 20 días más (algunas guías clínicas indican hasta 60 días de anticoagulación, la mayoría ha demostrado que después de 45 días prácticamente es de nulo a exagerado continuar anticuagulando al paciente).

Por otro lado, se encuentra la infección que se previene con un adecuado manejo de los tejidos blandos de la herida quirúrgica, la no manipulación de ésta y las técnicas estériles. Por supuesto el antibiótico que ha demostrado ser adecuado para ello es la cefalosporina, donde se sabe que algunos autores con sólo 3 dosis tendrán cubierto a su paciente, y no refieren mayores beneficios que aquellos que colocan hasta 10 días; sin embargo, otros más discuten el periodo crítico de la respuesta metabólica al trauma (respuesta del cuerpo que se provoca después de una cirugía en el que baja la inmunidad de éste y quedamos más expuestos de lo que comúnmente se tiene como “defensas” del cuerpo) es a los 7 días, justificación suficiente para que la cobertura del antibiótico sea de 7 a 15 días.

No existen bacterias que el cirujano tenga culpa de transmitirle, en ningún paciente pensamos “cómo quisiera que se infecte”, eso sería anti humano, y totalmente contrario al camino que cualquier médico quisiera que sucediera, mucho más en un mundo globalizado donde las demandas son cada vez más comunes en el ambiente (la mayoría, como este caso, no justificadas) ya que el proceder nunca será doloso en un galeno.

“Existen muchos artículos médicos que han comprobado que las bacterias del hospital son más peligrosas que las adquiridas en comunidad…”

Dichas bacterias pueden ser adquiridas no sólo en quirófano sino en la comunidad, que no se piense que porque existen gasas y vendas se está totalmente cubierto ante las infecciones; una de las recomendaciones es no convivir el primer mes con niños y con personas con infección de vías respiratorias; colocaré un ejemplo a mi comentario anterior: los poros de una venda y de una gasa sin problemas rebasa el 0.5cm, una bacteria sin problema mide 30 a 50 micras, entiéndase esta medida como que en 0.5cm caben millones de bacterias como la que he puesto el ejemplo o lo que es lo mismo, si bien intentamos que no pasen de manera tan directa algunas bacterias, la mayoría puede instalarse del aire que en este momento respiramos, a la herida quirúrgica, aunque no salgas de tu casa o aun cuando estés 15 días en el hospital, porque las bacterias se encuentran en todo el ambiente.

Haciendo referencia al hospital, muchos de mis pacientes se preguntan por qué mantengo menos de 48 horas a mis pacientes post-operados dentro de los hospitales, la respuesta es sencilla, existen muchos artículos médicos que han comprobado que las bacterias del hospital (pseudomona, por ejemplo) son más peligrosas que las adquiridas en comunidad (staphylococo, por ejemplo), que las del hospital son más resistentes al antibiótico y que es más probable que te compliques quedándote en el hospital que si rápidamente te vas a casa.

Esta simple razón, y siguiendo los preceptos del Colegio Mexicano de Ortopedia “el movimiento es vida”, son suficientes para evitar que tengas una estancia prolongada en los hospitales al operarte de prótesis de rodilla. Siempre el manejo inicial de una infección de prótesis de rodilla debe ser antibiótico terapia, en caso de no ceder aseos quirúrgicos, lo más importante de la atención de esta complicación es saber que la infección no ha llegado a hueso ni que ha tomado la prótesis, son los estudios de medicina nuclear los más sensibles y específicos para determinar si la infección continúa presente y si ha tomado la prótesis. Los estudios de sangre y cultivos son estudios complementarios nunca tomados como gold standard para la toma de decisiones. Una infección quirúrgica que dura más de 50 días pone en peligro la vida del paciente y debe decidir en el retiro de la prótesis; al retirar la prótesis no siempre está todo perdido, se puede volver a colocar con la paciencia y apoyo de la familia y paciente. En Clínica de Rodillas Dr. Díaz Campuzano estos manejos son comunes, pues recibimos mucho paciente complicado de otras clínicas, y los resultados son alentadores.

En conclusión, las complicaciones en nuestra clínica no son comunes; aquellas presentadas (si se dan cuenta y volvemos a leerles: retardo de cicatrización de herida, infección superficial por manipulación y caída del paciente) son meramente accidentes o inherentes del paciente; por último, las verdaderas complicaciones no son comunes y bien tratadas son sólo sustos SIEMPRE Y CUANDO HAGAN CASO A LAS INDICACIONES MÉDICAS QUE INCLUYEN HACER CASO AL MÉDICO TRATANTE, EL PRIMER ERROR DEL PACIENTE ES CAMBIAR DE MÉDICO ANTE LA PRIMERA COMPLICACIÓN, DEJANDO SIN ARMAS AL MÉDICO TRATANTE.

Un verdadero especialista debe saber resolver todas las complicaciones que se presenten… si no es así, NO deben hacer ese procedimiento.

Dr. Díaz Campuzano

Director de Clinica de rodillas / Sports Medicine Mexico Cirujano traumatólogo y Ortopedista Cirujano Articular Artroscopista y de lesiones deportivas.

drdiazcampuzano@yahoo.com.mx

Whats app 04455 3501 0034

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *