TOTAL DESHUMANIZACIÓN EN EL IMSS

Escrito por: Gerd Müller

A una semana que autoridades del IMSS, delegación Norte de la Ciudad de México, le retiraron el oxígeno, se desaturó presentando hipoxia severa, y confinaran a un enfermo con secuelas de traumatismo craneoencefálico, que se encontraba en el Hospital General de Zona 48, cama 148 que fue prácticamente confinado a un nosocomio particular de enfermos terminales en Malinalco, estado de México, no se tiene aún informes de su estado real de salud.

Lo anterior lo dio a conocer a este medio informativo, Lizbeth Cota del Castillo, esposa del paciente Fernando Plascencia Villarreal, quien desafortunadamente, en enero del 2015, la tarde de ese día, regresando de su trabajo, a punto de llegar él a su casa en Huixquilucan, fue lastimado por desconocidos. Y de esos hechos delictivos, se inició una Carpeta de Investigación con número 483350620040215, por el delito de lesiones del que tomó conocimiento el agente del ministerio público, adscrito al Hospital de Traumatologia de Lomas Verdes.

Esos delincuentes, a su esposo -narra la señora Lizbeth- le provocaron el traumatismo con secuelas y originaron que se destruyera prácticamente la familia Plascencia Cota.

Narra entre lágrimas, la esposa Lizbeth, que en aquel entonces, tenía cuatro meses de embarazo de su segundo hijo, lo cual no le ha obstaculizado aún, para seguir luchando por él. “He sido víctima de calumnias y difamaciones, por parte de mi suegra la señora María Josefina Villarreal Oyanguren y su familia, mi economía se fue al piso, las deudas se acrecentaron y los problemas fueron demasiados al grado de ser desalojada de nuestra casa hogar en compañía de mis dos hijos, y dejándome sin un hogar para el enfermo, por lo que tuve que albergarme en la casa de mis padres”, enfatizó.

“Mi esposo llego a estar estable y tuvimos la esperanza de una pronta rehabilitación, sin embargo empeoró negándole en febrero 2016 atenderlo en Conjunto Colonia (IMSS), así como una cirugía de válvula después de una lucha y llegando a rehabilitarse al hospital Regional 251 Metepec, lo peor fue un médico internista dijo: Es un paciente crónico, que le costaba mucho dinero al IMSS, que lo mejor serÍa que me lo llevara a morir a mi casa, de algo se tiene que morir. Cuál casa?”, dijo.

De estos hechos tuvieron conocimiento la secretaria particular del maestro Mikel Arriola Peñalosa, Director General del IMSS, María del Carmen Fernández Dósal, pero, personal de Relaciones Públicas, como Gerardo Ibáñez y de prensa Patricia Puente, quien en lugar de ayudar me ha bloqueado, negando el servicio a mi esposo refiriéndose como mejor mételo en una bolsa negra de basura y tíralo, he dado aviso a la Lic Fernández del mal servicio negligencia médica y corrupción que se da en el IMSS, por ejemplo del gran abuso de autoridad, la funcionaria, Puente prometió a mi suegra Josefina Villarreal, ayudarle a que ella cobre la pensión de mi esposo y las incapacidades, me negó un riesgo de trabajo en trayecto, haciendo cambios de UDMF sin mi consentimiento y menos de mi esposo, permitiendo así no poder calificar el ST7 -riesgos de trabajo-, que de inicio se tramitó en la clínica y zona correspondiente al lugar de los hechos (UMDF65). A la fecha están perdidas las incapacidades entre las clínicas, me gustaría la justicia ya que el IMSS ha ayudado a mi suegra -Josefina Villarreal-, tomar decisiones de traslados a mi esposo sin mi autorización y consentimiento.

El pasado 7 del 07 del 2017, deje en resguardo la vida de mi esposo y negándome ya volver a entrar al hospital quitándome el pase médico y prohibiendo los reportes médicos del paciente, recalcó la esposa agraviada.

 Es una historia larga y difícil de contar, que el mismo IMSS, trata de borrar, luego que al estar mi esposo Fernando Plascencia, en el IMSS 48 de Azcapotzalco, adquiere una bacteria, por falta de higiene, lo que complicó más su salud, hechos que fueron denunciados en tiempo y forma en la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) con la vinculación valiosa del maestro Ricardo Vilchis Orozco de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM).  El 10 de julio 2017, mientras yo estaban dentro de las oficinas de CNDH refiere el IMSS que la historia de la madre era tan conmovedora que merecían ayudarle a sacar al hijo del hospital dejando pendiente atención en el tercer nivel ya sin la bacteria.

“Desconozco cual historia pueda ser la narrada por la señora Villarreal mejor que el estado de salud, que ameritaba una cirugía plástica e injerto, atención en escaras muy profundas, la negligencia es que el IMSS confino a mi esposo llevándolo a un nosocomio que carece de especialistas para atender el estado de salud actual del paciente”.  “Hoy 17 de julio del 2017, en lugar de estar asistiendo a su cita prevista con anterioridad al Centro Médico Siglo XXI, hospital de tercer nivel con el neurocirujano el doctor Bayron Sandoval, quien lo operó el pasado 9 de febrero del año en curso, en siglo XXI, que por normatividad conforme al artículo.74 del reglamento de la Ley Federal de salud, los funcionarios del IMSS no cumplieron con la ley.

Habiendo desde hace tiempo violaciones a mis derechos constitucionales, como el artículo octavo, que refiere el derecho de petición a un funcionario, objeto del cual no fue llevado a cabo y solicito algo muy simple que se respete el derecho humano fundamental, como es la vida y se haga justicia”, finalizó de esta forma.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*