Quinoa, salmón, té verde y otros 7 alimentos que hay que consumir para lucir una piel más joven

A medida que la piel envejece, la sequedad, las arrugas y la pérdida de elasticidad son inevitables. Sin embargo, algunos alimentos ayudan a revertir el daño causado por el paso del tiempo. Cuáles son

 

Por sus propiedades antioxidantes o por su aporte vitamínico, algunos alimentos aportan beneficios para una piel radiante, retrasan el envejecimiento de las células y hasta ayudan a conseguir un bronceado perfecto.

“Una alimentación variada y completa, donde no pueden faltar los alimentos ricos en ácidos grasos esenciales como el pescado, las nueces, las almendras, semillas, aceite de oliva y palta, beneficiará el aspecto de la piel”.

Es necesario reducir el estrés, evitar el tabaquismo y el sedentarismo. Un plan de alimentación que beneficie la piel debe evitar los excesos de alcohol, tabaco, azúcar, fritos y procesados y ser lo más natural posible.

Los alimentos que contribuyen a la belleza de la piel y ayudan a mejorar algunas afecciones

Salmón

El salmón contiene vitaminas, proteínas y ácidos grasos omega-3, un tipo de grasa que no podemos producir nosotros mismos pero que aporta innumerables beneficios.

Debido a sus niveles excepcionales de ácidos grasos omega-3, ayuda a proporcionar una piel más flexible y brillante. Además, posee antioxidantes carotenoides de la astaxantina que reducen en gran medida los efectos del daño causado por los radicales libres que atacan al colágeno y elastina.

Batata

“Tiene gran valor nutricional. Por su aporte de magnesio, de vitamina C y de fibra favorece la destrucción de los radicales libres que producen el envejecimiento de la piel. Sin embargo, aconsejo comer este alimento con moderación ya que aporta almidón”.

Su tono naranja brillante proviene de un antioxidante llamado betacaroteno, sus componentes protegen la piel del envejecimiento prematuro y evitan la aparición de arrugas, protegen el colágeno de las agresiones externas como la radiación solar UV.

No solo se encuentra en la batata, sino también en otras verduras de color naranja y verde como las zanahorias, la calabaza y las espinacas. Se recomienda consumirlo junto con grasas saludables como el aceite de oliva, dado que es un antioxidante soluble en grasa.

Frutos rojos

Desde retrasar los signos del envejecimiento hasta ayudar a perder peso, se cree estas frutas diminutas son la clave para mejorar la piel, el cabello y la salud.

Las frutillas contienen ácido elágico antioxidante, que previene la destrucción del colágeno, una de las principales causas de la formación de arrugas.

Además, para aquellas personas con piel propensa al acné, los arándanos ayudan a lograr una piel libre de imperfecciones por su alta concentración de ácido salicílico. Su capacidad para eliminar la piel muerta, abrir los poros obstruidos y actuar contra las bacterias lo convierte en un tratamiento muy eficaz.

Chia Puddings

“Aportan fibra, omega-3 y calcio, son una opción dulce para incorporar en los desayunos porque dan saciedad, ayudan a regular el tránsito intestinal, a mantener un peso saludable y previenen la inflamación de la piel”.

Obtener la cantidad recomendada de omega-3 puede ser una tarea difícil. Sin embargo, los repletos de antioxidantes, aportan en dos cucharadas tantos ácidos grasos omega-3 como 113 gramos de salmón.

Té verde

El té verde posee polifenoles, compuestos que protegen contra el daño a la estructura celular, y lo recomendable es tomar dos a tres tazas diarias.

Kiwi

” Es una fruta rica en vitamina A y C que beneficia la hidratación y tonicidad de la piel. Ejerce un papel fotoprotector en la piel y lucha contra el daño producido en la elastina y el colágeno, es decir, promueve la regeneración celular.

Aceite de oliva

Es una fuente rica de grasas monoinsaturadas saludables y el consumo regular se asocia significativamente con la elasticidad y la firmeza de la piel.

Vegetales verdes y amarillos

“Es importante para mantener una piel saludable, aportar sustancias antioxidantes y micronutrientes presentes en las frutas y vegetales: cuanto más coloridos, mejor”.

El licopeno es un excelente antioxidante que da color rojo o a veces naranja a vegetales y frutas, por ejemplo en el pimiento rojo, el tomate y la sandía. Además de ser un excelente antioxidante, sus propiedades ayudan a prevenir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer y degeneración macular, entre otras.

Quinoa

La lisina es un aminoácido que no puede ser sintetizado por el organismo y se debe obtener de los alimentos. ” Además, aporta gran cantidad de vitamina B que le da elasticidad a la piel.

En realidad, la piel, como cualquier otro órgano del cuerpo, necesita micronutrientes para funcionar correctamente. La quinoa es un alimento rico en vitamina E, zinc y tiene ácidos grasos omega que benefician la piel

Açaí

Es una fuente alimentaria con gran poder antioxidante. Sin embargo, es aconsejable consumir la fruta entera y no de forma congelada ya que para mejorar la conservación se le agregan estabilizantes que no contienen principios nutritivos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *