• mié. May 29th, 2024

Grupo Radiofónico y Medios

Noticias de Actualidad de México y el Mundo, GR Medios, Estrellas de la ANDA Radio APYT, Énfasis Comunicaciones grmedios2013@gmail.com

Hace 60 años Rafael “Pelón” Osuna conquistó el US Open 

porMarco

Sep 8, 2023
  • Venció, con una exhibición inigualable, al estadounidense Frank Froehling, el 8 de septiembre de 1963

POR MAURO FLORES LEDESMA 

Hace 60 años, el tenis mexicano vivió una de sus mayores glorias. Fue el 8 de septiembre de 1963, cuando Rafael “Pelón” Osuna conquistó el Campeonato Nacional de la USTA, es decir el US Open y se convirtió en el primer latinoamericano en conseguirlo, luego que cuatro años antes, en 1959, el peruano Alex Olmedo había perdido la final contra el australiano Neale Freaser, mientras el ecuatoriano Francisco “Pancho” Segura se quedó siempre en semifinales.

Posterior al “Pelón” Osuna, únicamente los argentinos Guillermo Vilas, en 1977 y Juan Martin del Potro en el año 2009, lograron este prestigiado título.

Previo a la corona, en 1959, el talentoso mexicano ya había llegado a dos semifinales en Forest Hills, pero esta vez había dejado en el camino al sembrado número uno del torneo, el estadounidense Chuck McKinley quien venía de ganar Wimbledon, sin embargo, como lo dijo Rafael Osuna en entrevistas después de ganar la semifinal: “siempre salgo a ganar”.

En la final, en 1963, el mexicano se enfrentaría al estadolunidense Frank Froehling, rival contra el que jamás se había enfrentado, pero terminó llevándose la corona con parciales de 7/5, 6/4,6/2.

Froehling de 1.92 metros de estatura y de 190 libras de peso, tenía un servicio capaz de revertir cualquier pronóstico o romper cualquier siembra. Fue autor de varias sorpresas en el torneo: venció en cuartos de final al segundo en la siembra, el poderoso australiano Roy Emerson, y antes despachó al inglés Bobby Wilson, sembrado seis, todo gracias a su poderoso saque.

Una multitud de once mil espectadores presenció el partido con el que se terminaba la supremacía tenística de los australianos en el tenis de América. El título masculino había sido ganado siete años seguidos por algún tenista australiano, de 1956 a 1962, incluyendo a Roy Emerson que lo había ganado en 1961.

 

TÁCTICA JAMAS PENSADA 

La final individual fue única debido a la táctica que Rafael Osuna desarrolló a lo largo del partido, su más grande problema era contestar el servicio de “catapulta” de Froehling. En el primer juego del partido, el estadounidense dejó caer toda la potencia de su servicio para colocarse 40-0 y ganar el primer juego.

En el tercer juego, después de un ace de Froehling, Osuna se colocó diez pies atrás de la línea de base, casi pegado al back-stop, para recibir el siguiente servicio. Esto provocó un desconcierto, tanto para Froehling como para el juez de silla, quienes le preguntaron en varias ocasiones a Osuna si estaba listo. Él contestaba con toda normalidad que “sí” provocando la risa de los espectadores.

Osuna no trataba de ser gracioso, a lo largo de todo el partido cambió constantemente de posición para devolver el cañón de Froehling. El globo lo utilizó sólo en la devolución de servicio. El mexicano lanzó sus estratégicas parábolas, mientras su rival, después de enviar tremendos remates y que contestó el mexicano, empezó a fallar sus remates ¡La galería gritaba de entusiasmo!

Froehling, ante la imposibilidad de meter los aces, trató de cambiar su primer servicio de cañón por uno más seguro de top-spin, y ante la anticipación de la devolución de globo, dejó de correr hacia la red a la velocidad que acostumbraba. Trató de contrarrestar la estrategia de Osuna y en lugar de rematar con potencia buscó sorprenderlo con dejaditas que no llegaron a molestar al veloz mexicano.

En el segundo saque del estadounidense, Osuna se colocó a sólo unos pasos de la línea de servicio para tomar la pelota cuando se levantaba, pero la mayoría de las veces se colocó casi en el back-stop para devolver de 2 maneras: tomando el balazo y regresando con un globo alto o una vez que Froehling iniciaba su movimiento aventando la bola para servir -momento en el que dejaba de ver a Osuna- el “Pelón” corría hacia delante y devolvía el servicio de manera convencional, ya fuese meter la bola en juego o atacarla y subirse a la red.

Fue una mezcla de varios factores lo que hizo perder el ritmo al estadounidense, la sorpresa de que Osuna se parara tan atrás y devolviera de globo, combinado con la risa de los espectadores cuando Osuna corría hacia delante una vez que Froehling iniciaba su movimiento de saque, y la eficacia para devolver de globo, convirtieron a Osuna en una verdadera némesis a lo largo del encuentro.

Rafael Osuna cambió continuamente de táctica y de posición, se quedaba en el fondo o se adelantaba a la red y producía puntos electrizantes donde ejecutaba maravillosas voleas.

El partido terminó después de que Froehling rescató tres puntos para partido con poderosos reveses. Osuna lo venció por 7/5, 6/4,6/2 y se erigió como campeón de un evento donde participaron 176 tenistas procedentes de 34 diferentes naciones. Por primera vez México inscribió su nombre en Forest Hills.

Cabe resaltar que Froehling sirvió tres aces en el primer juego y uno en el segundo. Tras la estrategia de Osuna, Froehling no volvió a meter un servicio ace en todo el partido.

El secretario general de las Naciones Unidas, Maha Thray Sithu U Thant fue el encargado de entregar los trofeos a finalistas y campeones. Estuvo acompañado por Edward Turville, presidente de la Asociación de Tenis de los Estados Unidos, la USLTA, así como Clarence Davís Jr., director del evento.

El lunes 9 de septiembre de 1963, en la entrada del Centro Deportivo Chapultepec se colocó un gran pizarrón que en grandes caracteres decía: “OSUNA, CAMPEÓN DE ESTADOS UNIDOS, VENCIO A FRANK FROEHLING POR 7/5, 6/4, 6/2”. 

 

TELEGRAMA PRESIDENCIAL 

El presidente de México, Adolfo López Mateos, le envió un telegrama, que Rafael Osuna recibió en la sede del US Open, el West Side Tennis Club, que textualmente decía:

Felicítolo cordialmente por su magnífico y esforzado triunfo, al conquistar en limpia lid, el Torneo Nacional de Tenis de los Estados Unidos de América, lo cual es un brillantísimo lauro para el deporte mexicano. Su voluntad y decisión en todas las jornadas que lo llevaron a la victoria, son un ejemplo estimulante para todos nuestros deportistas.

Saludos afectuosos. 

Adolfo López Mateos 

Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos 

REVUELO NOTICIOSO 

La noticia apareció en la primera plana y a ocho columnas en todos los diarios de México: “Rafael Osuna, monarca en el Campeonato de Tenis de los EUA, en Forest Hills” o bien, “Osuna se consagra como el mejor tenista que ha dado México”.

La epopeya se mezclaba en primera plana con sucesos mundiales como:

  • Confianza en la estabilidad monetaria de México, dice el Fondo Internacional
  • Proposición de México en la ONU,
  • Fidel estudia el tratado antinuclear
  • Terribles inundaciones en Uruguay y Argentina
  • Se inaugura el XIII Congreso Internacional de Filosofía
  • Protesta como candidato para Gobernador el Dr. Julián Gascón Mercado

 

THE NEW YORK TIMES (Allison Danzíg) 

“Día glorioso para Latinoamérica. Rafael Osuna (México) y María Esther Bueno (Brasil), monarcas en Forest Hills”.

“Osuna trajo a la cancha central un toque tan rápido como la luz en su camino a la final. En ocasiones el mexicano y su raqueta parecen un solo ente. Su bolea de revés, baja y angulada, es todo un poema. Sus maravillosas victorias son la combinación de facultades físicas, únicas, que han colocado a Osuna entre la lista de los “FUERA DE SERIE”.

THE NEW YORK TIMES 

“Rafael Osuna y Ma. Esther Bueno hacen historia. Latinoamérica tuvo ayer su mayor día de gloria en las verdes canchas de Forest Hills, mientras Australia se eclipsaba lo mismo que los EUA. Es la primera ocasión en la historia de este torneo, desde sus inicios hace 83 años, que un mexicano se adjudica el campeonato de los EUA. Rafael Osuna, con una combinación sin paralelo de talento, arte y rapidez, derrotó a Frank Froehling de Florida por 7/5, 6/4, 6/2. Los 11 mil espectadores le brindaron de pie una cerrada ovación al rápido joven mexicano”.

LIFE MAGAZINE (octubre de 1963) 

“Vencedor de gigantes en el torneo de Forest Hills. Nunca se había visto en Forest Hills algo igual. Los latinoamericanos dominaron en el famoso torneo de tenis por el Campeonato de los EUA. Rafael Osuna, el ágil tenista mexicano se convirtió en un vencedor de gigantes al ganar la categoría masculina y con María Bueno de Brasil, que venció en la rama femenil, dieron a América latina su primer doble triunfo en la historia”.

THE PHILADELPHIA INQUIRER (9 de septiembre) 

“Sugerimos que quizá los Estados Unidos necesitan una especie de alianza para el progreso, pero al revés, a fin de que los latinoamericanos nos enseñen a jugar al tenis”.

P.D. La nota de The Philadelphia Inquirer resulta sumamente curiosa con base a los “vendedores de espejos” que, hace algunos años, inundaron nuestro país vendiendo “importación de proyectos extranjeros”.

(Con información de hemeroteca y del libro “Rafael Osuna, Sonata en Set Mayor”)